miércoles, 23 de febrero de 2011

Historia del Rock Progresivo

El rock progresivo sufre la ausencia de una definición clara. Se considera "progresivo" todo el rock que desde los años setenta (concretamente desde finales de los años sesenta) buscaba nuevas metas artísticas. Se relativiza el valor del rock, poniendo en cuestión no sólo las metas, sino también la calidad musical. Así nace un movimiento espontáneo a partir de 1968 (año revolucionario en el Mundo) en pequeñas, desordenadas y aisladas manifestaciones que luego fueron más masivas y con éxito popular. Al principio fue una fusión del rock con la música clásica, debido a la alta formación musical de estos compositores. Pero sus orígenes están en el rock psicodélico de los sesenta, con Pink Floyd como gran ejemplo. Pink Floyd se fue haciendo cada vez más serio después de la salida de Syd Barret a principios de 1968 (Barret había sido su líder al principio). Muchos pensaron que sin Barret el grupo estaba muerto, ya que él había sido su compositor principal, y gracias a su extravagante personalidad el primer álbum del grupo, Piper at the Gates of Dawn (1967), se convirtió en uno de los mejores álbumes de rock sicodélico. Mientras que el éxito comercial les llegó con Dark Side of the Moon (1973), el cual sigue siendo uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos, Piper at the Gates of Dawn fue uno de sus álbumes más innovadores.
Otros grupos británicos clave de finales de los 60s fueron: The Soft Machine, quienes incorporaban jazz y dadaísmo en su rock pesado sicodélico; Procol Harum, cuyas melodías tenían mucha influencia clásica; The Nice, que se destacaba por su virtuoso tecladista Keith Emerson; The Pretty Things, cuya ópera-rock S.F. Sorrow precedió por un año a Tommy de The Who; y Jethro Tull, cuyas largas epopeyas musicales tenían mucha influencia de la música folklórica inglesa. Pero fue The Moody Blues el primer grupo que combinó el rock con la música clásica sinfónica en su álbum Days of Future Passed de 1967 . Lo que empezó siendo un pop de calidad dio lugar a la base del movimiento posterior.

Sin embargo es en 1969 cuando este género se desarrolla al salir a la luz diversos álbumes de grupos pioneros como King Crimson, YES o Genesis. Hay confusión al querer subdividir el género en otros subgéneros. Lo cierto es que todos tienen en común la búsqueda de nuevas metas artísticas, por lo que el "rock progresivo" es una denominación genérica acertada.
Pero aunque sólo fuera comienzos de 1970, habían marcadas subdivisiones dentro de la escuela del rock progresivo. Muchos de los grupos más respetados por los críticos se agruparon bajo la bandera del sonido Canterbury; encabezados por The Soft Machine, estos también incluían a Caravan, Hatfield & The North, y derivados de The Soft Machine como Matching Mole, Gong y los trabajos solistas de Robert Wyatt y Kevin Ayers. La música que estos grupos hacían era más ligera que la de los exponentes más exitosos del género, y también tenían muchas veces un sentido del humor que los grupos famosos no estaban dispuestos a mostrar.
Más conceptualemente hablando, dentro del género progresivo se subscriben varios estilos o tendencias. Se habla de "rock sinfónico" cuando la estructura musical o bien la instrumentación es polifónica u orquestal. El rock sinfónico se acerca a la concepción de la música clásica y todos los músicos de este estilo están influídos por los genios clásicos.
El "rock psicodélico" es el "padre" del progresivo, pues en los años sesenta y en plena efervescencia del fenómeno hippy, surge esta tendencia onírica, de composición caótica, caracterizada por la experimentación y la improvisación (ayudada por la ingestión de drogas alucinógenas) y de extravagante sonido.
Orígenes y época dorada (70's)
Pero como antes se indicaba, es en el período que va de 1968 a 1970 cuando se configuran unas formaciones musicales que cambian el panoráma artístico. Es la aparición del fenómeno King Crimson lo que verdaderamente impulsa al género. Aunque la crítica no duda en que los Crimson -y concretamente su líder Robert Fripp- son los pioneros efectivos reales, se acepta que el fenómeno progresivo se debe a la acción de varios grupos. King Crimson, YES y Genesis, principalmente, son los que abanderan en esa época la novedad.
En pleno éxito de masas del rock, que ya había evolucionado del pop de los sesenta, tiene lugar un hecho significativo que marca el nacimiento del género. Por qué no citar como verdadera mecha la actuación de King Crimson en directo como teloneros de los Rolling Stones. En dicho concierto, el público quedó anonadado, estupefacto y maravillado al mismo tiempo al escuchar cómo unos desconocidos que hacían de teloneros de los "rockers" Stones, estaban revolucionando la música. Esos espectadores fueron los que presenciaron el momento clave. El primer disco de King Crimson ve la luz -tras un anterior disco de sus integrantes, aún sin rumbo- en 1969. El álbum In the Court of the Crimson King llega a ser un éxito de ventas a través del boca a boca, sin ayuda publicitaria.
Durante la década de los años 70, los nuevos progresos tecnológicos y la aparición de nuevos instrumentos como el mellotron y los sintetizadores abrieron nuevas posibilidades a los grupos de rock. En esta época nacieron bandas como Camel, Focus... con una visión más sinfónica y con los antecedentes ya creados.
Impulsados por el éxito de Crimson, los demás grupos que tenían una visión semejante hacia dónde debían ir las metas artístico-musicales comienzan a saborear también la gloria. Son los tiempos de Emerson, Lake & Palmer, Genesis, YES... y muchos más, que nunca sonaron como en esta época, sin aspiraciones comerciales.
Mientras que la música de Pink Floyd era más austera, las de otros grupos como Emerson, Lake & Palmer, Yes, Jethro Tull y Genesis solía estar cargada de partes instrumentales difíciles que ejecutaban músicos virtuosos como Steve Howe, Rick Wakeman y Keith Emerson, pero esta pomposidad les impedía escribir canciones que pudieran gustar a un público grande.
Cuando los críticos de esta época se dignaban a analizar el rock progresivo se emocionaban mucho con Roxy Music, cuya música era una especie de pop irónico que Brian Eno sazonaba con ráfagas de sintetizador. Brian Eno, después de un corto período con Roxy Music, se salió para seguir una carrera de solista e hizo grabaciones instrumentales cada vez más abstractas, las cuales iban desde el rock progresivo más respetable hasta las grabaciones de rock más vanguardistas de todos los tiempos; sin embargo, Eno dejó el rock totalmente a finales de los 70s, pero siguió trabajando como productor con muchos músicos de rock.
Después vino un rock progresivo que era más que todo intrumental. No es sorprendente que muchos de los grupos provinieran del continente europeo, y que emplearan el formato instrumental como un modo de salvar el obstáculo del inglés, la lengua franca de la música popular. Kraftwerk de Alemania tuvo con Autobahn un sorpresivo álbum en el Top 10; sus funestas texturas electrónicas, así como las de otros grupos alemanes como Can, Amon Duul, Faust y Tangerine Dream dieron nacimiento a la escuela del "Kraut Rock" (denominada así por Virgin Records, que fue la que lanzó dichos grupos al mercado internacional), y muchos años más tarde tuvieron una influencia considerable en los grupos de New Wave. Focus de Holanda, que se destacaba por su virtuoso guitarrista Jan Akkerman, Vangelis de Grecia, y P.F.M. de Italia también tuvieron despliegue internacional. Y en el Reino Unido Mike Oldfield (quien había tocado guitarra con Kevin Ayers) tuvo un enorme éxito internacional con su instrumental Tubular Bells.
Los 70's es la época de oro, pero prontamente el movimiento decáe hasta llegar casi a su desaparición. Son tiempos del punk, la música popular por entonces exitosa. Las principales bandas se disuelven: King Crimson en 1975, tras entrar en el mito. Genesis ve cómo su líder, Peter Gabriel, se marcha en ese mismo año. Su música se tiñe de comercialismo de manos de Phill Collins hasta ser música pop. Grupos como Electric Light Orchestra, Boston, Foreigner, Journey, Asia, Kansas y Supertramp se hicieron muy populares incorporándole a su pop/rock las cualidades más llamativas del rock progresivo. YES, Camel, Atomic Rooster, Pink Floyd sufren diferentes rupturas. La existencia de muchas bandas se eclipsa con la presencia y la obra de estos grupos clave en el género. Es una elite dentro de una propia elite. Lo que es discutible es si esa elite es exclusivista y excluyente. Lo cierto es que no hay que tener una gran formación cultural para entender la música de estos genios, sino una predisposicón, una actitud y un gusto artístico que pocos tienen.
La crisis de los 80's
En los ochenta, con nuevas dudas y la efervescencia de la música techno y el pop electrónico, surge la necesidad de cambiarlo todo. Los regresos de King Crimson, YES, Camel.. son más que discutibles. Su calidad decáe estrepitosamente hasta caer en un vulgar "pop progresivo". El sintetizador se erige como máquina demoníaca que lo cambia todo para mal. Sin embargo sugen bandas como Marillion, con Fish a la cabeza, compositor grandioso que con cuatro discos de estudio con la formación cambia la escena musical. Es el verdadero salvador del género y pocos grupos están a su altura por entonces.
Camel hace un giro y también cae en la música electrónica comercial de YES o los propios Crimson. Éstos últimos habían comenzado de nuevo: Fripp reunió a Bruford y a dos nuevos integrantes. Tony Levin y Andrian Belew, siendo el germen de una mágnifica época años después. Pink Floyd se gana el protagonismo mundial, aún saboreando las mieles del éxito de su The Wall.
El auge de los 90's
Los años noventa no se presentaron con buenas sensaciones por el género. Regresaron YES con el disco de significativo título Union. King Crimson vuelve para ahora sí revitalizarse y reinventarse. Camel y otros siguen con fuerza, como Pink Floyd. Pero pasado tanto tiempo desde esos sesenta y setenta, las ideas nuevas y las mentes frescas las traen las nuevas generaciones, como es lógico.
Esta nueva ebullición de ideas llega a ser también un fenómeno comercial gracias al género del "metal-progresivo" que, con grupos como los americanos "Dream Theater" o "Symphony X", influidos por la agresividad del hard rock de los ochenta, se convierte en un movimiento de éxito internacional, así como grupos como "Radiohead" o "Tool", que basan su música en la experimentación, son también hoy reconocidos en todo el mundo. Pero lo más relevante es que estos grupos, junto con otros como "The Flower Kings", "Arena", "Transatlantic", "Ozric Tentacles" o "Spock's beard" (que en la actualidad hacen numerosas giras por toda América y Europa), son sólo la parte comercialmente más visible de todo un movimiento musical que cuenta con centenares de bandas en todo el mundo, desde los Estados Unidos hasta Indonesia, que aportan hoy algunas de las propuestas más originales y que interesan a un público amplio y heterogéneo formado tanto por amantes del rock duro, como de la música tradicional, del jazz, del techno, etc., y, en definitiva, de la música en general.